...

Camagüeyana Marta Jiménez regala escultura de gran formato a la capital cubana

Cargada de símbolos y alegorías puede apreciarse en La Habana una escultura en hierro de casi ocho metros de altura, gigantesco triciclo de la artista camagüeyana Martha Jiménez que rinde homenaje a esta urbe por el aniversario 500 de su fundación.

Perteneciente a la serie Con la casa a cuestas, la pieza titulada Contra viento y marea quedo instalada en la entrada de los antiguos Almacenes de la Madera y el Tabaco, en la Avenida del Puerto, y se incluye entre las muestras colaterales de la XIII Bienal de La Habana.

En sus palabras de elogio, el historiador de la ciudad, Eusebio Leal Spengler, señaló el reto que supuso para la creadora esa obra acabada y soñada, “una reflexión filosófica y artística que nos deja como legado”, precisó.

Martha nos permite, como ella, atravesar el tiempo; ir en este inmenso ciclo cargando nuestra propia casa, que es cargar nuestra fe, nuestras aspiraciones, luchando contra las dificultades que impone el andar, el ir hacia delante que es, en definitivas, el más grande desafío: ir siempre hacia delante, subrayó Leal Spengler.

Emocionada, la artista dijo que no se trata de una obra feminista, sino de resaltar la acción de la mujer, de su carga de amor y de todo lo que lleva consigo en su avance, rompiendo tabúes y venciendo obstáculos.

Siempre me ha gustado hacer posible lo imposible, por eso trabajé el hierro a esa escala. Fue Leal quien me impulsó a hacer esta obra; me retó y acepté el reto porque fue en La Habana donde me formé, donde hice mis primeros estudios, resaltó.

Pintora, ceramista y escultora nacida en Holguín, Martha Jiménez se asentó desde muy joven en la ciudad de Camagüey, en el centro-oriente de la Isla.

Allí ha desarrollado su prolífica carrera e instalado numerosas piezas, entre ellas el popular conjunto escultórico de la Plaza del Carmen, en el centro histórico de la urbe, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Esta obra “es un obsequio de todos los camagüeyanos, para Cuba y para la capital de todos los cubanos”, precisó la creadora.

Congratulada con el Premio UNESCO en 1997, sus obras se exhiben al público en Alemania, Francia, República Dominicana, Canadá, República Checa, China, Reino Unido, Estados Unidos y Turquía, en ese último país con cuatro esculturas monumentales en la ciudad de Eskisehir.

Contra viento y marea, su mayor escultura realizada hasta ahora, quedará expuesta con carácter permanente en el centro histórico habanero, para deleite de transeúntes foráneos y lugareños.

Fuente: Prensa Latina.